¡Vamos de tapas y raciones! - Hispanissimo - The Digital Spanish Academy
Hablemos de la importancia que tiene el tapeo en la gastronomía española.

En España, tapear es tomar tapas en bares y tabernas. En algunos países de América Latina tiene otros significados, pero vamos a centrarnos en el aspecto lúdico que tiene en España.

Primero aclarar, que una tapa en España, es esencialmente un aperitivo que se sirve en la mayoría de los bares o restaurantes acompañando a la bebida (alcohólica o no). A este consumo itinerante (entrar en un bar, consumir e ir a otro bar), se le conoce como tapeo, y es muy popular en todo el territorio español. En muchos lugares de España es bastante habitual salir a cenar o a comer de vez en cuando a base de tapeo, también conocido normalmente como picar o picoteo.

Las tapas son seña de
identidad española
Las tapas se han convertido en una señal de identidad española, tanto, que ya muchos restaurantes se han especializado en las tapas, llegando a crear especialidades muy elaboradas.

El origen de la tapa se cree que proviene de antiguo, de la costumbre de tapar las copas o los vasos de la bebida con una rebanada de pan o de otro alimento para evitar que entrasen moscas o polvo en el interior. De todas formas, no aparece el término culinario de tapa en ninguna obra o recetario español antes de los años 30. De hecho, la primera aparición de la palabra no aparece en el Diccionario de la RAE hasta 1939.

La tapa ha ido evolucionando desde una forma de aperitivo básico hasta la actualidad, donde podemos decir, que es toda una cultura. Así decir, “ir de tapas” (ir de forma itinerante por diversos bares), “tapear” (comer de tapas), etc, forman parte de la socialización española.

Algunas de las tapas más frecuentes y con más éxito entre el público son: los boquerones en vinagre, la tortilla de patata (también tortilla española) que se suele pedir como pincho de tortilla, el pulpo, el bocadillo de calamares (muy famoso en el centro de Madrid, se sirven rebozados), las patatas bravas y alioli (salsas con las que se cubren las patatas), algunos embutidos, las aceitunas (las más populares se sirven encurtidas, de hecho los encurtidos son habituales), croquetas y un largo etcétera. Algunas se sirven frías y otras calientes. Todas ellas se sirven en platos pequeños, porque sino pasaría a denominarse “ración”, que es el mismo producto que la tapa, pero en mayor cantidad.

Aunque la tapa estrella es el jamón, y si es ibérico, mejor. Es uno de los productos españoles que más gusta a los que nos visitan, y se suele acompañar de picos o colines (pequeñas porciones de pan crujiente).

Todo ello acompañado de las bebidas más populares como la cerveza y el vino. También son comunes la sidra, el vermut o la sangría. La cerveza se puede pedir en “caña” (vaso de unos 20cl) o “botellín”. La más popular es la cerveza rubia. Entre los vinos, el más conocido fuera de España es el Rioja, pero no te quedes solo ahí, porque todas las zonas de España poseen Denominaciones de Origen de vinos excelentes.

Es típico consumir las tapas de pie, en la barra del local haciendo corrillo con familiares y amigos, o sentados en una terraza al aire libre. De hecho, en algunos bares antiguos típicos, los camareros suelen apuntar lo que vas consumiendo anotándolo con una tiza en la propia barra de madera, y al siguiente cliente borran la cuenta con un paño húmedo.

Es verdaderamente fácil organizar una cena en casa a base de tapas españolas, lo que hay que tener en cuenta es la calidad del producto.

De hecho aquí dejo un enlace para que puedas preparar en casa unas deliciosas 👉 patatas bravas y puedas sorprender a tus invitados con un sencillo plato.

Try it out FREE for 7 days